Entorno

La Montaña Palentina (Wikipedia)

La comarca de la Montaña esta unificada desde el punto de vista geográfico por su carácter accidentado, aunque tradicionalmente las comunicaciones no han sido fáciles entre los distintos sectores por esta misma razón. El nombre hace referencia a su pertenencia a una unidad administrativa, la provincia de Palencia, aunque la gran distancia a la capital y la diferencia con el resto de las comarcas de esta provincia la convierten en una unidad singular.

El Espigüete, una de las cumbres más características de la Montaña Palentina, con sus 2.450 m.

La Montaña Palentina posee un medio natural de gran calidad ambiental y paisajística que se encuentra preservado, en una gran parte de la superficie, bajo tres figuras de protección: Parque Natural de las Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña PalentinaEspacio Natural de Covalagua y el Espacio Natural de Las Tuerces.

Las características paisajísticas y etnográficas la hacen muy atractiva como ejemplo de turismo en el espacio rural. En los últimos años se ha dotado de unos recursos y una infraestructura turística consolidados y apostando por continuar considerando el turismo como uno de los elementos estratégicos para revitalizar este territorio, sin olvidar la integración en el resto de las actividades económicas de la comarca.

Fuentes Carrionas

En la ruta por Fuentes Carrionas te encontrarás con los más altos picos de la Montaña Palentina: el Curavacas(con 2.525m.), el Espigüete (con 2.450 m.) y Las Lomas(con 2.451 m.). El nombre a esta zona se lo da el Río Carrión, que nace en la Laguna de Fuentes Carrionas. A la abundante agua de este río se suma la acumulada en los embalses de Camporredondoy Compuerto. La riqueza en bosques de roble y haya, las zonas de excelentes pastos, la cantidad y calidad de la pesca y caza están aseguradas en estos entornos.

A la cabeza de esta zona se encuentra la villa de Guardo, cruzada por el río Carrión. Tomándola como punto de partida podremosvisitar el Valle de San Quirce o el Alto de Torales, dejándonos impresionar por la belleza del paisaje. Visitaremos villas como Mantinos, Villalba de Guardo o Fresno del Río, pudiendo ampliar esta visita a poblaciones como Velilla del Río Carrión u Otero de Guardo, los dos Cardaños, Camporredondo, Alba, La Lastra, Rebanal de las Llantas, Resoba, San Martín de los Herreros, Santibáñez de Resoba, Triollo, Ventanilla, … villas éstas cargadas de leyendas, arquitectura popular, fiestas y rica gastronomía, contando todas ellas con el marco incomparable del paisaje de montaña.

Parte de este territorio ha sido declarado Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre – Montaña Palentina, ocupando el ámbito de protección del parque natural municipios como: Guardo, Velilla del Río Carrión, Aguilar de Campoo, San Cebrián de Mudá, Cervera de Pisuerga, Triollo, Pollentinos, Brañosera, La Pernía, Castejón de la Peña y Dehesa de Montejo.

Picos de Europa

El Parque Nacional de los Picos de Europa se encuentra situado en la Cordillera Cantábrica, formando un frente montañoso a caballo entre las provincias de Asturias, León y Cantabria.

En 1918 se crea el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, que abarca únicamente la superficie definida por el macizo Occidental o del Cornión. Como ampliación del mismo, se redacta en 1995 la Declaración del Parque Nacional de los Picos de Europa. El Parque ocupa una superficie de 67.455 hectáreas, incluidas en 11 términos municipales y tres provincias: Asturias (27.355 Ha), Cantabria (15.381Ha) y León (24.719Ha). El grado de protección de los Picos de Europa se eleva a la categoría de Parque Nacional debido a sus valores naturales y etnográficos, con la finalidad de preservar en el tiempo la compatibilidad de los usos tradicionales y la conservación de sus valores naturales con el uso público del espacio.

El paisaje del Parque está modelado en gran medida por las cuencas de los ríos Sella, Cares y Deva y la división en tres principales macizos montañosos: Occidental, Central y Oriental, con sus valles asociados. El amplio rango altitudinal del Parque le otorga una gran diversidad de paisajes, incrementada todavía más por los diferentes usos tradicionales en función de las zonas. De este modo, el paisaje del Parque Nacional de los Picos de Europa incluye, a grandes rasgos, grandes masas boscosas, pastizales de montaña en las zonas más ganaderas, así como roquedos propios de las grandes moles calcáreas de los tres principales macizos montañosos. Esta diversidad paisajística propicia a su vez una gran biodiversidad que incluye a las especies más características y a las más amenazadas de la Cordillera Cantábrica.

Aparte de gozar del grado de protección de Parque Nacional, los Picos de Europa también han sido propuestos como Lugar de Interés Comunitario (LIC) (habiéndose promovido ya a Zonas Especiales de Conservación (ZEC) los de las vertientes asturiana y leonesa), y declarados Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Reserva de la Biosfera (2003).